IMG-20170403-WA0037

Vida Activa

Ventajas de tener un compañero de entrenamiento

Publicado por el 03/04/2017

Tener un compañero de entrenamiento optimiza tu desempeño físico, te ayuda a entrenar más fuerte, te ayuda a mantenerte motivado y fortalece el vínculo personal, así indican algunos estudios. Muchas personas me dicen que no les gusta ir a entrenar solos porque se aburren. Aunque hacer ejercicio sin compañía no es un problema para todos, las estadísticas demuestran que las personas que tienen un compañero de entrenamiento tienen más probabilidades de alcanzar sus metas. Veamos algunas ventajas de entrenar con un compañero:
1. Entrenar con alguien requiere ponerse de acuerdo en cuanto a lugar y hora de entrenamiento. Esto es muy importante porque comprometerse con ese horario en común los ayuda a ser más disciplinados y consistentes con sus programas de entrenamiento.
2. Te sientes más motivado, quizás no tienes muchas ganas de ir a entrenar pero tu compañero te dice “vamos”, a veces decir que no vas cuando estás solo no te importa, pero cuándo se trata de dejar mal a un amigo, a alguien que cuenta contigo, lo piensas dos veces.
3. Entrenar puede ser más divertido si lo haces con una persona que te cae bien, se pueden reír durante el proceso, enseñarse ejercicios nuevos, hacer ejercicios en pareja, etc.
4. Es probable que entrenes más duro, ninguno se querrá quedar atrás en el proceso y esa motivación los hará entrenar más fuerte. Además tienes a alguien cercano observando tus progresos y seguramente querrán progresar juntos, y para progresar hay que esforzarse, tienes una persona extra exigiendo lo mejor de ti.
5. Se harán más cercanos, estudios han demostrado que la relación entre tu compañero de entrenamiento y tú se hace más fuerte cuando mantienen este hábito, existe una complicidad de metas en común, y consigues una persona que te entiende en este estilo de vida, puedes conversar con ella sobre este nuevo hábito y lo que están sintiendo durante el proceso, además ese esfuerzo y sacrificio que hacen juntos los une aún más.

Busca un compañero de entrenamiento que, primero, te caiga bien, no quieres estar 1 hora diaria con una persona que medio conoces y lo único bueno que te gusta de ella es que puede entrenar a la misma hora que tú (se lee feo pero, seamos sinceros). Busca a alguien que tenga una buena actitud para entrenar, aunque le cueste, si tu compañero siempre está desmotivado y quejándose te hará sentir frustrado. Deben estar en la misma onda en cuanto a estilos de entrenamiento, si a mí me gusta boxear, hacer HIIT y cosas por el estilo no puedo tener un compañero que quiera dedicarse solamente a hacer yoga, no porque esté mal sino porque no va a funcionar. Y, por último, deben inspirarse uno al otro, si admiras a tu compañero de entrenamiento por su habilidad para hacer “algo” (trotar, hacer abdominales, levantar peso, etc.) te motivará a querer ser tan bueno como él en ese aspecto. Para tener en cuenta, según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Stanford los hombres tienden a esforzarse más si su pareja de entrenamiento es una mujer con un nivel de condición física más elevado que el suyo.
No esperes más y busca tu compañero ideal para sacar lo mejor de ti en tus entrenamientos.

Por Alejandra Bethermyt

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Para leer después