Man checking sugar level with glucometer using a blood sample

Nutrición

¿Qué es la Resistencia a la Insulina?

Publicado por el 18/04/2017

Es muy común recibir en la consulta de nutrición a personas que tienen problemas para controlar su peso y han sido diagnosticadas como “resistentes a la insulina”.¿Qué es?, ¿Cuál es su riesgo?  y ¿Cómo puedes comenzar a tratarla? Te lo cuento en este artículo.

Primero debes saber que la insulina es una hormona que segrega el páncreas. Ella se encarga de muchos procesos importantes en el cuerpo, pero especialmente de controlar la cantidad de nutrientes que circulan en tu sangre. Por ejemplo, cuando consumes carbohidratos se incrementa la cantidad de azúcar en la sangre, las células del páncreas segregan insulina y esta avisa a las tejidos que deben usarla. Esto reduce el azúcar del torrente sanguíneo y la coloca dentro de las células para almacenarla o usarla como fuente de energía. Este proceso es muy importante ya que si el azúcar permanece elevada puede producir efectos terribles para tu cuerpo.

Cuando las células dejan de responder al llamado de la insulina como deberían hacerlo entonces se produce una “resistencia”, y como tu páncreas quiere hacer bien su trabajo, comienza a enviar más insulina a la sangre, esto aumenta sus niveles y crea una condición llamada “hiperinsulinemia”.  Si esto ocurre durante suficiente tiempo, las células se hacen progresivamente más resistentes y tanto los niveles de insulina como los de azúcar se mantienen elevados.

Eventualmente el páncreas puede dañarse y no podrá seguir produciendo suficiente insulina. En consecuencia los niveles de azúcar se disparan y cuando exceden los valores máximos recomendados se produce una franca diabetes. De hecho, la resistencia a la insulina es una causa común de esta enfermedad que afecta a casi el 10% de la población mundial.

Si has sido diagnosticado como resistente a la insulina debes hacer rápidamente algunos cambios esenciales a tu alimentación y estilo de vida. Aquí te enumero los más importantes:

  • Ejercítate. No hay una mejor forma de reducir la resistencia a la insulina y aumentar la sensibilidad de los tejidos aella que realizando actividad física de forma regular.
  • Mantén un peso bajo, pero en especial es importante que reduzcas tu grasa en la zona abdominal, justo la que está alrededor de tu páncreas.
  • Reduce la ingesta de azúcar, tanto la que agregas a las comidas como la que está contenida en bebidas azucaradas.
  • Consume más alimentos enteros y menos productos procesados. Un espacio donde las frutas enteras y los vegetales crudos no pueden faltar.
  • Incluye alimentos que tengan magnesio y ácidos grasos omega 3. Cereales integrales, nueces, vegetales de hojas verdes, pescado, aceite de linaza o canola deben ser parte de tu vida.
  • Otros cambios en el estilo de vida han demostrado tener un efecto sobre los niveles de insulina. Estos incluyen: dejar de fumar, dormir bien y manejar el stress adecuadamente.

Las modificaciones para comenzar a manejar tu resistencia a la insulina dependen únicamente de ti. En este caso debes preocuparte menos y ocuparte más. Pero si aplicas estas estrategias y aun no obtienes resultados. Te recomiendo consultar a un nutricionista para que te aporte herramientas adicionales, como evaluaciones de tu grasa corporal y el diseño de un plan de alimentación personalizado.

Etiquetas: , , , , , ,