Happy child eats vegetables sitting at table in nursery

Nutrición

Alimentación variada y equilibrada para los pequeños de la casa

Publicado por el 12/04/2017

A todas las madres nos preocupa la alimentación de nuestros hijos, y por tanto como se ven, será que estará muy delgado o por el contrario estará subido de peso, es el más pequeño del salón de clases. Te parecen familiares algunas de estas interrogantes. Si estás sonriendo, este artículo es para ti.

En efecto, las mamás principalmente somos las responsables de inculcar hábitos saludables, ojo, esta responsabilidad puede ser compartida con papás, abuelos y hasta tíos, en fin; lo que quiero resaltar es que si los niños comienzan desde que son pequeñitos a comer de todo, se acostumbrarán a hacerlo así para siempre. Por todo esto debemos ser modelos para ellos, los niños aprenden a comer imitando a los mayores.

Demos el ejemplo: comiendo despacio, masticando bien los alimentos, sentados en la mesa y siempre que sea posible disfrutando en familia.

También quiero informar que cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento, no debemos compararlo con otros niños, el crecimiento y desarrollo de nuestros hijos estará influenciado por la carga genética además del estilo de vida y la alimentación que siga.

Nuestra meta es alimentar a los pequeños de la casa de forma nutritiva, esto es siguiendo una alimentación saludable, que no es otra cosa que con una dieta adecuada a las necesidades de cada niño, según la etapa de crecimiento en la que se encuentre, que le permita estar sano y prevenir enfermedades crónicas muy frecuentes en nuestra sociedad actual, como la obesidad, enfermedades del corazón, alteraciones del colesterol, diabetes, entre otras.

Esta dieta debe ser variada y equilibrada, y por supuesto debe tener en cuenta los gustos del niño. Cuando decimos que debe ser variada, significa que se incluya al menos un alimento de cada franja o grupo de alimentos, es decir, es la combinación de cada uno de los grupos de alimentos (cereales, granos, y tubérculos; frutas y vegetales; carnes, pescados, jamón, leche y huevo; grasas saludables y azúcares en proporciones reducidas) en una comida. Y decimos equilibrada, cuando se sirven las porciones o cantidades necesarias. Si bien sugiero tomar en cuenta las preferencias alimentarias de nuestros hijos, eso no quiere decir que siempre le vamos a dar la comida que más le gusta, es importante y saludable variar las preparaciones, ser más creativos y ponerle un poquito de cariño a la presentación de los platos, recordemos que todo entra por los ojos, si la comida se ve bonita y apetitosa, es probable que se consuma con mayor agrado.

Esto último lo digo en el caso de los niños que son mal comedores, es decir que comen poco y de forma monótona.  Ah y quiero recordar que no se debe comer con la televisión encendida o tableta o videos juegos, porque el niño mal comedor se distrae fácilmente y no come; y el que come mucho, lo hace sin darse cuenta de la cantidad que toma.

En conclusión,  debemos individualizar las necesidades de cada niño, niña y adolescente según su edad y actividad física. Una alimentación saludable y equilibrada mantiene la salud y previene las enfermedades, y se consigue con una dieta que incluya todos los grupos de alimentos.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Para leer después